¿El dinero da la felicidad?

por / Viernes, 26 diciembre 2014 / Publicado enPsicología
felicidad

Esta semana ha tenido lugar el sorteo de la Lotería de Navidad. No dudamos ni un segundo que aquellas personas a las que les haya tocado el Gordo estarán felicísimas, especialmente si tenían problemas económicos. A los que les haya dejado algún ‘pellizco’, igualmente estarán de celebración en estos días. En CVR nos hemos preguntado… ¿Realmente está en el dinero la felicidad? En general, los compañeros del equipo de nuestro centro médico en Algeciras hemos coincidido en decir que no, pero que, oye, por qué no decirlo, sí que ayuda…

En esta línea van las declaraciones realizadas a EFE Salud por el doctor en Psicología Guillermo Fouce, profesor de honor de la Universidad Carlos III y presidente de Psicólogos Sin Fronteras. En su opinión, “en términos absolutos no da la felicidad, pero ayuda”. En lo económico puede estar más bien la tranquilidad. Todos incidimos en la salud y el amor, pero es fundamental tener las necesidades básicas cubiertas, tener recursos para vivir y ya a partir de ahí la felicidad depende de otras cosas.

Lo que realmente nos hace sonreír cada día es algo más inmaterial. Según el doctor Fouce, el amor es lo más importante y la felicidad la dan las relaciones, la calidez y potencia de las mismas. Hay gente que lo pasa mal en el plano de la salud y lo afronta de manera positiva en función de sentirse acompañado y sentirse cálidamente querido. “La clave es romper la soledad y tener relaciones calidad adecuadas”, señala.

Aunque parece ‘fácil’, no hay nada más lejos de la realidad. En ocasiones cuesta trabajo valorar lo que se tiene. Siempre se dice eso de que no sabemos lo que teníamos hasta que lo perdemos. De ahí que muchas personas deban aprender a ser feliz. En opinión del presidente de Psicólogos sin Fronteras, “se debería educar desde pequeños, durante toda la vida, para que supiéramos cómo ser felices. El primer punto es querer”. Siempre hay motivos para ello, la verdad.

 

La clave es creer que se puede y, una vez se es consciente de ello, empezar a trabajar, a construir y a exagerar las cosas que tienes buenas. En segundo lugar, estar siempre relacionado, no aislarse. Los otros te ayudan a tirar hacia delante. Hay que educar la frustración, las emociones.

 

Según este profesional, ellos trabajan haciendo un listado: si de diez cosas son todas negativas excepto una, quédate con la positiva y empieza a trabajar en ello. Es lo mejor para cambiar de chip.

 


 

Fuente: http://www.efesalud.com/noticias/el-dinero-da-la-tranquilidad/

Deja un comentario

SUBIR